0

Tel.: 973 22 10 20

Como prevenir el consumo de drogas en jóvenes

La etapa de la adolescencia es una de las más complejas para la sociedad, ya que el nivel hormonal y de cambio que se tiene a lo largo de ese periodo puede producir complejidad en la toma de ciertas decisiones.

Es por ello, que se recomienda establecer unas bases familiares y educativas en las que se contemple este tipo de situaciones para que sean los jóvenes, por ellos mismos, los que sepan tomar la decisión más adecuada en relación al consumo de drogas. 

 

 

Factores de riesgo del consumo de drogas en jóvenes

 

Dependiendo de la edad en la que se encuentre, el factor de riesgo se verá afectado. En los niños más jóvenes, podemos encontrar que el riesgo dentro del ámbito familiar es mucho mayor, por ejemplo el de un familiar directo. En cambio, a medida que se llega a una etapa más adolescente el ambiente social en el que se relacione puede ser un factor de riesgo mucho más importante.

 

La intervención temprana puede dar resultados mucho más alentadores que si se actúa en una fase tardía en la que ya es más complicada alejarlo de sus relaciones sociales y de los problemas. No obstante, independientemente de la fase en la que se encuentre, siempre se puede optar a una solución.

 

Algunos de los factores de riesgo ante el consumo de drogas en jóvenes pueden ser: la falta de supervisión de los padres, el abuso de sustancias, el fácil acceso a estas o la exclusión social. Dependiendo de la incisión del factor, se verá reflejado en la influencia que tenga sobre el abuso de las drogas.

 

Una de las metas más importantes es cambiar el balance de los factores, haciendo que los factores de protección sean mayores que los de riesgo. Gracias a ello, se establecerán unas bases de conducta correcta que fortalecerá la decisión del niño hacía un camino alejado del consumo de drogas.

 

 Planificación de la Prevención del consumo de Drogas en jóvenes

 

¿Cómo debe responder los programas de prevención del consumo de droga en jóvenes? En primer lugar, este tipo de programas deben estar dirigidos a todas las formas de abuso de drogas, incluyendo tanto aquellas sustancias legales (como puede ser el tabaco o el alcohol), las drogas ilegales (marihuana o la heroína) o el abuso de medicamentos.

 

Estos programas de prevención deben escoger factores de riesgo específicos e intentar fortalecer los factores de protección que se conocen entorno a este. Si se escogen riesgos específicos del consumo de drogas; ya sea, por ejemplo, el fácil acceso a estas o la exclusión social de la persona afectada, el programa de prevención del consumo de drogas en jóvenes será mucho más efectivo.

 

 

 Programas de Prevención Familiar

 

Los programas de prevención familiar, fortalecen la compenetración y las relaciones entre los miembros de la familia. También enseñan a los padres a incluir habilidades que refuercen la política de la familia en relación al consumo de drogas y que aprendan a educar e informar a los jóvenes sobre el abuso de estas sustancias.

 

La compenetración familiar es un cimiento crucial para un mejor entendimiento, ya que mejorar la comunicación entre padres e hijos permitiendo a la larga, poder realizar una supervisión por parte de los padres para conocer y prevenir el consumo de dichas sustancias en sus hijos.

 

Programas de Prevención Escuela

 

Estos programas de prevención escolar, deben enfocarse a una actuación en fases tempranas de los jóvenes. En ellos se debe reforzar al mejoramiento del aprendizaje académico y socio emotivo con el fin de poder tratar factores de riesgo para el abuso de drogas como puede ser la agresión temprana, el fracaso académico o la presión social por parte de sus compañeros.

 

Realizar charlas informativas a los jóvenes sobre los riesgos que puede tener el abuso de este tipo de sustancias dentro del aula, puede permitir establecer unas bases de comunicación directa con ellos.

 

También es importante, que sepan dónde acudir en el caso de encontrarse alguna vez en esta situación. Informarles sobre centros donde podrán ser atendidos o habilitar zonas dentro del mismo recinto escolar donde puedan tener ayuda de profesionales, es un factor importante que les puede ser de ayuda.

 

 

Las drogas están presentes en nuestra sociedad, por eso la mejor prevención para el consumo de drogas en jóvenes es el diálogo y la educación social desde que son pequeños. Nunca se debe oprimir a una persona que se encuentra en esta situación, ya que esto la alejaría de la posible ayuda.

 

 

 

 

 



x
¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar