0

Tel.: 973 22 10 20

Aumenta el consumo de antidepresivos un 15%

El consumo de antidepresivos se ha triplicado en la última década, alcanzando un aumento del 15%.

El consumo de antidepresivos se ha triplicado en la última década, alcanzando un aumento del 15%. Según un informe elaborado por la Fundación Gaspar Casal para el Círculo de Sanidad, las dosis diarias de antidepresivos aumentaron un 14,7 entre 2012 y 2016 y un 6,16 solo entre 2014 y 2016.

España se sitúa así como uno de los mayores consumidores de antidepresivos de Europa. Por otro lado, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) también afirma que el consumo se ha triplicado hasta las 26 dosis diarias por cada mil habitantes. ¿Pero a qué se debe este incremento?

La depresión, principal causa mundial de discapacidad

La depresión afecta a más de 300 millones de personas a nivel mundial y España es el cuarto país de Europa con más casos de este trastorno. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en la actualidad. En muchos casos puede llevar incluso al suicidio.

Los antidepresivos y la psicoterapia son los tratamientos más efectivos para hacer frente a este trastorno y reducir sus síntomas. Sin embargo, la prescripción médica ha aumentado preocupantemente en los últimos años. Tanto, que algunos hipnosedantes, como el Orfidal, el Valium o el Lexatin, se sitúan entre las drogas más consumidas en nuestro país, por detrás del alcohol y del tabaco.

A esto se suma que únicamente el 28% de los pacientes cumple adecuadamente con el tratamiento. Los datos resultan alarmantes, más aún sabiendo que estos fármacos pueden tener efectos secundarios y causar un síndrome de abstinencia severo tras la finalización del tratamiento.


El verdadero reto del sistema sanitario

Además de la automedicación o el incremento de las prescripciones médicas de antidepresivos, hay otras causas sobre las que apunta el Círculo de Sanidad. El progresivo envejecimiento de la población, que tiene como consecuencias un mayor número de pacientes con enfermedades crónicas, el estrés y la ‘soledad no deseada’ son algunas de las más importantes.

La necesidad de fomentar nuevas alternativas terapéuticas, como la psicoterapia, y mejorar los diagnósticos con el objetivo de ofrecer mejores tratamientos son los principales retos del sistema sanitario. Además, es importante que el criterio principal a seguir ante la prescripción de cualquier medicamento sea el de la relación entre el beneficio y el riesgo de los efectos adversos que supone su consumo. Es decir, solo los medicamentos que tengan mayores de beneficios para la salud del paciente tendrían un uso justificado.



x
¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar