0

Tel.: 973 22 10 20

CBD: el componente del cannabis sin efectos psicoactivos

El cannabidol o CBD es uno de los principales compuestos activos de la planta de cannabis (supone el 40% del total), pero a diferencia del THC no tiene efectos psicoactivos ni psicotrópicos.

De hecho, numerosos estudios han demostrado que este componente posee numerosas propiedades medicinales y terapéuticas que pueden ayudar en el tratamiento de diversas enfermedades.

Actualmente, se está estudiando el uso del CBD como medicamento anticonvulsivo y en el tratamiento del Parkinson, la esclerosis múltiple, la diabetes, la depresión, la esquizofrenia, el insomnio o la ansiedad. Además, gracias a sus efectos analgésicos y antiinflamatorios, este componente del cannabis está ganando cada vez más adeptos. ¿Pero existen riesgos asociados a su consumo?

 

¿Es seguro el consumo de CBD?

La OMS no considera que el CBD sea una sustancia peligrosa o adictiva. Sin embargo, su consumo puede tener algunos efectos secundarios como somnolencia, fatiga, sequedad en la boca o disminución del apetito.

Este componente también puede llevar algunos riesgos asociados sobre los que todavía no hay suficientes datos ni estudios, por lo que no se sabe cómo interactúa con otras sustancias o medicamentos, como los anticoagulantes. Por este motivo, antes de su uso se recomienda consultar con un profesional médico que pueda controlar y supervisar sus efectos.

 

¿Es legal en nuestro país?

La ONU incluye el THC en la lista de sustancias psicotrópicas pero no el CBD. De hecho, hasta el año pasado el CBD se comercializaba en nuestro país como complemento alimenticio. Actualmente, aunque no es ilegal, su venta no está autorizada para el consumo humano, únicamente para uso externo, como producto cosmético o industrial. Solo en caso de que el producto haya sido elaborado en otro país de la Unión Europea es posible su consumo como suplemento alimenticio. Eso sí, siempre que haya entrado legalmente en nuestro país.

La forma más común de consumir el CBD es en aceite, aunque también es muy común encontrarlo en extracto, cápsulas o líquido vaporizado. Además de cremas o productos cosméticos, en nuestro país también se comercializan fármacos con este componente, como es el caso del Epidolex, medicamento para la epilepsia. Y el mercado continua creciendo, ya que en países como Estados Unidos o Reino Unido ya podemos encontrar bebidas, helados o incluso gominolas a base de esta sustancia.

La fiabilidad de la pureza y la dosificación del cannabidiol es lo único que continúa suscitando cierta preocupación. Además, conviene tener en cuenta que si la concentración de THC está por encima del 0,2%, el producto es considerado como estupefaciente, lo que sí estaría considerado delito en nuestro país.



x
¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar