0

Tel.: 973 22 10 20

¿Qué son las benzodiacepinas y qué adicciones pueden desarrollarse?

Las benzodiacepinas son un tipo de medicamento que se utiliza para disminuir la excitación neuronal, también produce efectos hipnóticos, de relajación muscular, efectos ansiolíticos o antiepilépticos.

Se suelen usar para combatir los siguientes trastornos; distintos tipos de fobias, insomnio, ansiedad generalizada, trastorno obsesivo compulsivo, así como distintos tipos de trastornos afectivos.

 

La adicción a las benzodiacepinas puede provocar síndrome de abstinencia similar al provocado por el alcohol, por lo tanto genera dependencia. El medicamento a medida que es consumido pierde su eficacia y el paciente necesita dosis superiores del mismo.

 

Un alto consumo de la sustancia puede provocar mareos, vértigos, alucinaciones, falta de reflejos, problemas de memoria, menor rendimiento del habitual o problemas de concentración.

 

Tipos de benzodiacepinas

 

Las benzodiacepinas están formadas por muchos tipos de sustancias distintas y con múltiples clasificaciones. Normalmente se suelen clasificar en base al tiempo de media que está el medicamento en el organismo de la persona.

 

De esta manera la clasificación es la siguiente:

Benzodiacepinas de acción corta

Como el nombre indica, el tiempo que el medicamento permanece en el interior del cuerpo es breve, es decir, 12 horas como máximo y estos no son adecuados para tratar trastornos de ansiedad durante un periodo de tiempo largo.

 

Los efectos causados por el medicamento desaparecen rápidamente por eso los efectos se notan también muy deprisa y ayudan a combatir la ansiedad brusca como podría ser una crisis de ansiedad o problemas para dormir correctamente, por lo tanto son problemas que solo requieren una relajación momentánea.

 

El posible problema del medicamento es que al desaparecer los efectos tan deprisa puede provocar que el paciente los consuma más veces y en una cantidad mayor cosa que seguramente acabe generando una adicción a la benzodiacepina.

 

Benzodiacepinas de acción intermedia

Como se puede intuir este tipo de benzodiacepinas se encuentran entre las de acción corta y las de acción larga. Sus características son las de actuar rápidamente aunque no tan deprisa como las de acción corta, pero sus efectos duran más, entre unas 12 horas y un día completo.

 

Benzodiacepinas de acción larga

Son adecuados para tratar trastornos como la ansiedad ya que permanecen mucho tiempo dentro del organismo, pero por otro lado, permanecer durante mucho tiempo dentro del cuerpo humano puede provocar que se acumulen los efectos de las dosis y por ejemplo causar un efecto sedante no deseado.

 

La duración del medicamento dentro del organismo así como su actuación pueden ser superiores a las 30 horas y como la permanencia en el cuerpo es elevada, sus efectos tardan en aparecer y por lo tanto está contraindicado cuando se espera una respuesta inmediata en el paciente.

 

 Dependencia

Como hemos comentado las benzodiacepinas generan adicción y dependencia a medio o largo plazo y para sentir los efectos del principio del tratamiento el paciente debe tomar una dosis superior y si no lo hace puede aparecer el síndrome de abstinencia.

 

El medicamento tiene pocos miligramos y por ello hay pacientes que opinan que no pasa gran cosa por tomarlo pero los pocos que tiene son muy potentes y adictivos.

 

Para tratar de evitar la adicción a las benzodiacepinas es recomendable que el diagnóstico del paciente sea el adecuado, es decir, ir a la raíz del problema y que el medicamento necesario sea solamente temporal.

 

Se debe explicar claramente al paciente la dosis que debe tomar y que nunca se automedique ni aumente la dosis si su médico no se lo ha indicado.

 

Finalmente se debe tener en cuenta de manera personal cada paciente, ya sea su edad, si toma algún tipo de medicamento, su salud psíquica, hepatopatías, etc.

 

¿Cuánto debe durar el tratamiento?

Antes de nada recalcar que lo expuesto aquí bajo ningún concepto puede substituir las palabras de un médico experto en la materia. Pero por norma general ningún tratamiento debería durar más del tiempo recomendado para así no generar dependencia.

 

En el caso de insomnio el tratamiento no suele durar más de 4 semanas y en el caso de la ansiedad debería durar como máximo un periodo de 12 semanas incluyendo el periodo de retirada, es decir, para finalizar el tratamiento no se finaliza abruptamente sino que se va bajando la dosis suministrada al paciente para que este lo note en menor medida.

 

Contacta con nosotros

Una vez conocido los efectos y las adicciones que pueden causar las benzodiacepinas si tienes cualquier duda o consulta sobre ellas o sobre los servicios de test antidrogas ofrecidos por Detecto puedes dirigirte a nuestra página web en la que estaremos encantados de atenderte http://www.detecto.es/index.php?route=information/contact o puedes llamar a nuestro número de teléfono 973 22 10 20.

 



Etiquetas:
x
¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar