0

Tel.: 973 22 10 20

Cómo se hace un test de drogas en carretera

Encontrarse con un control de drogas en la carretera es cada vez más común. ¿Sabrías cómo actuar en estos casos? Te lo explicamos paso a paso.

El 43% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos, según el Instituto Nacional de Toxicología. Los datos son realmente alarmantes, y con el fin de reducir la cifra de víctimas mortales, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha aumentado cada vez más los test de drogas en carretera.

La DGT suele realizar campañas para intensificar la vigilancia y la concienciación sobre el riesgo del consumo de drogas y la conducción. ¿Sabes qué tienes que hacer si te paran en un control de drogas? Te lo explicamos paso a paso.

Cómo se lleva a cabo un test de drogas en carretera

Si te paran en un control de drogas en carretera, antes de comenzar el test, los agentes te informarán sobre la obligación de someterte a la prueba y en qué consiste todo el proceso. Debes saber que negarte, puede conllevar una pena de prisión de 6 meses a un año, además de la retirada del carnet de conducir durante un periodo que va de 1 a 4 años.

1. Muestra de saliva

La primera fase del control de drogas es el test desaliva. Esta prueba sirve para detectar la posible presencia de sustancias ilegales. Al mismo tiempo, los agentes también valorarán los síntomas externos que pueda presentar el conductor: nerviosismo, sudoración, temblores…

Si esta primera muestra da positivo, se llevará a cabo una segunda prueba de saliva, más conocida como “evidencial”. Esta segunda prueba servirá para detectar el tipo de sustancia y su cuantificación. En caso de que el resultado sea positivo, los agentes deberán inmovilizar el vehículo y este quedará bajo custodia judicial. A partir de aquí se dará inicio a la denuncia, que en los casos más graves puede acabar en un proceso penal.

2. Contraanálisis

Los test de drogas también pueden dar falsos positivos. Esto se debe a que las pruebas pueden detectar rastros de sustancias de hasta varios días antes y hay sustancias que perduran mucho tiempo en el organismo, aunque no se esté bajo sus efectos.

En estos casos, si el conductor no está conforme con los resultados, puede solicitar que se realice un análisis de sangre como prueba de contraste. Este análisis deberá realizarse en un hospital o centro de salud, y la muestra será llevada en tubos precintados a un laboratorio toxicológico.

3. Análisis en laboratorio

Ambas pruebas de drogas, la muestra de saliva y el análisis de sangre, deben enviarse al laboratorio en neveras precintadas y vehículos dedicados al transporte de muestras biológicas, procedentes de las distintas Unidades de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

En el laboratorio se llevará a cabo un reconocimiento y un registro de las muestras para su posterior análisis. En estos casos, los equipos analíticos utilizados están capacitados para detectar hasta 40 tipos de sustancias distintas y en cantidades muy pequeñas. Los resultados serán revisados uno a uno para ser incorporados al expediente.

¿Qué pasa si el test de drogas da positivo?

Los resultados del laboratorio se unirán al informe de la Guardia Civil y se abrirá un expediente. En caso de que las pruebas den positivo, pueden pasar dos cosas. Si el expediente va por la vía administrativa, el conductor deberá pagar una sanción de 1.000 euros, además de la pérdida de 6 puntos de carnet. En caso de que pase por la vía judicial, se establecen penas de 3 a 6 meses de prisión, multas de 6 a 12 meses o hasta 90 días de trabajos comunitarios, y la retirada del carnet de conducir.



x
¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Aceptar